SEMANAS 1Y 2: primer contacto con las tizas

Este es un ejercicio que me recuerda mucho a la asignatura que tuvimos en primero, DAI, y jamás habría pensado que un ejercicio así estaría dentro de la asignatura de Proyectos, estando ya tan acostumbrada a la falta de abstracción, a las cosas lógicas y a la estética. Me gusta mucho el carácter abstracto del ejercicio, porque nos va a permitir visualizar mejor el espacio y la ausencia de éste. Vamos a trabajar con objetos pequeños, lo que nos va a dar muchas más posibilidades. No dependemos de la escala por el momento, solo de la forma. De cómo entra la luz, de la sombra que arrojan… Al no tener que pensar en la utilidad de nuestra combinación de tizas, se nos hace más fácil fijarnos en otros aspectos que se pierden al abordar un proyecto arquitectónico determinado.

Este ejercicio no se puede realizar correctamente por medio del azar, sino que requiere concentración, y los movimientos y alteraciones que se realicen sobre las tizas deben estar estudiados al detalle, siguiendo un proceso coherente.

Aurora, una de nuestras profesoras, nos ha recomendado un libro llamado “Conversaciones con Oteiza”, pero no lo encuentro por ninguna parte, pero he encontrado en la biblioteca uno que se titula “Los límites de la transparencia”. Oteiza es la clave de este ejercicio. Parte de su trabajo como escultor se basó en estos experimentos con tizas y otros materiales, aplicándoles un sinfín de modificaciones.

Oteiza parte de la masa tosca y maciza, y la va vaciando, creando así espacio.

Realicé primero unos tanteos de movimiento, desde la postura inicial de las tizas en la caja, para observar como el espacio se va ocupando y liberando:

fotos tizas1

En este ejercicio no podemos hacer eso, pues todas las creaciones que realicemos sobre ellas, tienen que ser sobre el plano. Además, solo usaremos una herramienta y una única acción para cada tiza, pero aplicándolas de distinta forma.

Yo, al contrario, voy a plantear varias acciones y movimientos distintos cada 4 tizas, para tener mayor variedad de tanteo.

De momento, he pensado en algunos procesos para llevarlos a cabo más tarde. La herramienta que utilizaremos en todos ellos es el cúter:

TANTEO 1: CORTE. Dos tipos de cortes: regulares (usando una regla) e irregulares.

Tiza 1: división.

Al realizar los cortes, se pierde materia, por lo que al volver a juntar todas las piezas el tamaño no es el mismo que el inicial, y el hecho de haber dividido a la tiza en pequeñas piezas, permite una gran libertad de movimiento; son inevitables otras acciones, salen por sí solas: separación, giro, unión…

fotos tizas

Tiza 2: prismas.

Sigo viendo que el movimiento es indispensable en este ejercicio, da lugar a infinitas posiciones posibles.

Prismas

Tiza 3: cortes irregulares/ destrozo.

23

Tiza 4: pulir.

El aspecto que tenia la tiza, cuadriculado y manejable, ha desaparecido, dejando paso a una forma cilíndrica, más compleja. El resultado del proceso de pulir la tiza es el polvo, con el que también se puede trabajar (moldear).

PULIR

Finalmente, utilizo diferentes técnicas, en las que vacío la tiza con varios tipos de huecos, la esculpo y le hago pequeñas “cicatrices”:

VARIADO

Probar muchas cosas diferentes con el mismo material me ha ayudado a comprender mejor su textura y su resistencia. A través de la experiencia, sin tener miedo a lo que pueda suceder, se llegan a muchas más conclusiones que teniendo una idea preconcebida sobre lo que se va a hacer. Las ideas no tienen valor si luego al llevarlas a la práctica no funcionan.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s